Destinations

Dónde Tomar Mezcal en la CDMX

main mezcal image

For the English version, click here.

La creciente popularidad del mezcal en México y el mundo sigue impulsando su producción, así como la apertura de lugares que se especializan en servir estos destilados al público en general. Aunque hay muchas preocupaciones sobre la sostenibilidad de la industria, buscar mezcales artesanales de pequeños productores es una mejor práctica para los entusiastas de esta intrigante bebida. Estos son algunos de nuestros lugares favoritos para disfrutar destilados únicos y hablar con personas conocedoras sobre su origen, características y producción.

La Botica

Inaugurada en la calle de Campeche en la Hipódromo Condesa en mayo de 2005, este diminuto local tiene el título de ser la primer mezcalería como tal en la Ciudad de Mexico. Cuatro amigos - Cesar Gonzales Hermosillo, Marisol Argüelles, Juan Manuel Argüelles y Pedro Alós Chiandoni – diseñaron el proyecto, cuya idea se basa en una alusión a las viejas farmacias o boticas de los pueblos en Mexico, que aún se pueden encontrar en algunos estados de la República. Las ahora seis sucursales mantienen el mismo look de cantina rural de antaño con un toque mexicano kitsch, que crea un espacio acogedor tanto para locales como turistas.

la botica

El lugar empezó con algunos mezcales de Matatlán, Oaxaca, y posteriormente se fueron introduciendo mezcales de distintas regiones del país, como Guerrero, Hidalgo, Durango, y Puebla. La carta es un pedazo un cartón que ofrece una cambiante selección de mezcales hechos artesanalmente por productores mexicanos de diversas partes del país. Dependiendo de la disponibilidad, podrás encontrar minero, miahuatlán, madre cuishe, tobalá, papalote, cenizo, reposado, añejo, potosino, alto, azul, verde, curandero, pata de mula, borrego, oro verde, colorado, y algunos infusionados con cedrón, gusano, nanche, hierbas del desierto, y, en una fortuita ocasión, incluso marihuana. Acompáñalos con una chela fría y botanas como chapulines, carne seca, queso botanero, queso fundido, tamales, tlacoyos, y manzana enchilada.

Barra Alipús Tlalpan

En 1999, la Destilería Los Danzantes lanzó la línea de mezcales Alipús como un proyecto social para generar economía rural en Oaxaca a través de la elaboración y comercialización de mezcales artesanales. Estos mezcales jóvenes, elaborados por campesinos Oaxaqueños, se dieron a conocer primero en su reconocido restaurante Los Danzantes y en su más informal contraparte, Corazón de maguey. Gracias al éxito del proyecto y a la amplia distribución de los mezcales en México y el extranjero, la compañía abrió esta mezcaloantojería para continuar la labor.

Aunque el estilo es de cantina de barrio, el concepto es un poco más upscale que el de La Botica, lo cual se refleja en la colorida decoración y el esmero en su excelente cocina Oaxaqueña. Barra Alipús presenta una alternativa más económica a sus contrapartes Coyoacanenses sin sacrificar la calidad. Obviamente la especialidad son los mezcales de la casa: Alipús San Juan del Rio, Santa Ana, San Baltazar, San Andrés, San Luis, y San Miguel, así como una amplia selección de creativos cocteles de mezcal. Además, ofrecen cinco destilados de agave provenientes de Guerreo, Michoacán, Jalisco, Durango y Sonora bajo la línea Alipús Endémico, y una línea de mezcales Oaxaqueños destilados en olla de barro.

Bósforo

Para muchos, este pequeño local escondido en rumbos menos transitados del Centro Histórico es el mejor lugar para degustar mezcales en la CDMX. No esperes mucho en decoración ni confort – no es necesariamente el mejor lugar para reunirte con amigos y platicar; el espacio es microscópico, y una vez lleno el calor es sofocante - pero Bósforo lo compensa en creces en calidad y atmósfera. Y si eres un declarado nerd del mezcal, creerás que has llegado al nirvana.

Las chavas que atienden tal vez no sean la encarnación de la amabilidad, pero si llegas temprano y tu interés es aprender y experimentar mezcales diferentes, no quedarás defraudado. Una vez sentado a la barra recibirás un platito de cacahuates enchilados con ajos fritos para abrir apetito, así como las obligatorias rebanadas de naranja para acompañar tu mezcalito. La selección de mezcales -y algunos otros destilados de agave- está anotada en un pizarrón detrás de la barra, y cambia frecuentemente. Si recibes una recomendación de algún mezcal raro que tal vez no puedas probar otra vez, acéptala.

Limosneros

Este hermano menor del Café de Tacuba, en el corazón del Centro Histórico, es un elegante oasis ubicado en un edificio del siglo XVI con gruesas paredes de roca volcánica. A pesar de que las tenues luces y las impresionantes pinturas Huicholes de estambre crean un ambiente cálido, lo que más sobresale estéticamente son las urnas de vidrio soplado que cuelgan del techo sobre la barra. Aquí es donde se guarda una selección cambiante de mezcales artesanales provenientes directamente de maestros de diversas regiones productoras en Oaxaca. El dueño y gerente de Limosneros, Juan Pablo Ballesteros, acude personalmente a las sierras de Oaxaca para llevar a cabo el proceso de selección de mezcales producidos por algunos de los mejores maestros del país, con quienes tiene una gran amistad de comercio. Las urnas -que llevan el nombre de Damajuanas- las diseñó Juan Pablo en Tonalá, Jalisco y son únicas en el país.

limosneros

Aquí los mezcales se sirven en jicaritas acompañados de sales de gusano, chapulín y hormiga. Además el bar produce varios cocteles de mezcal y uno elaborado con Pox (o posh), un destilado de maíz proveniente de las comunidades Chamulas del estado de Chiapas.

Escollo

Mejor conocida como una micro cervecería galardonada, Escollo también ofrece una excelente selección de destilados de agave, incluyendo mezcales de estados productores menos conocidos como Puebla, además de bacanora, sotol y raicillas. El espacio es sencillo y relajado, perfecto para reunirse con amigos para tomar una copa y disfrutar antojitos creativos y de buena calidad. El bar ofrece unas 60 etiquetas de mezcal en amplia gama de precios, desde un espadín básico hasta rarezas de pequeña producción que vale la pena explorar. Si te decides, pide un flight y prueba varios. Los cantineros están bien informados y saben de lo que hablan, siempre dispuestos a ofrecer muestras y sugerencias. El copropietario Juan Vaquero actualmente recomienda probar el espadín de Punto MX y los mezcales sustentables de Koch.

La comida está diseñada para combinar tanto con mezcales como con cerveza, así que no dudes en experimentar!

SPONSORED
From our partners